QUE IMPULSO A LOS COLOMBIANOS A VOTAR, POLARIZACIÓN POLÍTICA O DE PENSAMIENTO


Hace unos cuantos días las redes sociales, lugares públicos y privados fueron escenario de debate entre los ciudadanos para decirle SI o por el contrario NO a las negociaciones de paz entre el presidente Santos y su gabinete de gobierno con las Farc EP.

Argumentos iban y venían, memes, publicidad para los dos bandos donde los ojos de Colombia se volcaron a lo que sería uno de los plebiscitos más importantes para el país, con predicciones de los dos bandos donde le daban una oportunidad de cambio al país, o donde se debían cambiar los acuerdos para el país, no obstante el día de hoy a las 4 de la tarde con el cierre de urnas de votación, comenzó un conteo casi literalmente de infarto donde los colombianos estaban pegados a los medios de comunicación minuto a minuto y donde el SI llevaba una pequeña ventaja sobre el NO a nivel General incluso hasta la barrera de refrendación, no obstante para el boletín 12 el NO comenzó a ganar terreno posicionándose justo antes de completar el reporte de todas las mesas en el país.

De 34. 899.945 colombianos llamados a votar  la jornada que llevó a las urnas a 12’805.538 colombianos, el NO tuvo (6.424.385 votos ) un 50,22%,  superando al SI por poco menos de medio punto porcentual, equivalente a 56.418 votos el cual obtuvo (6.363.989 votos) un 49,76 %, y por otra parte 22.094.407 ciudadanos se abstuvieron de votar, de esa forma este sufragio bastante reñido quedo sellado a las 5 de la tarde para la historia de Colombia a favor del NO, a las 7 de la noche el presidente Juan Manuel Santos desde la Casa de Nariño se pronunció diciendo que :

“el cese al fuego bilateral y definitivo sigue vigente y seguirá vigente”,  Y que enviara su gabinete de negociaciones de paz en cabeza del jefe negociador de gobierno Humberto de la calle y al Alto Comisionado de Paz Sergio Jaramillo  a La Habana mañana mismo a mantener informados a los negociadores de las Farc EP sobre el resultado de los diálogos.

Así mismo en la capital del País el Sí lideró con un 56,07%, es decir, 1.423.612 votos, lo cual se esperaba ya que en general los bogotanos han tenido una visión más progresista que otros lugares del país, aunque estos resultados también demuestran la polarización en la que se encuentra los residentes de la ciudad por sus percepciones políticas.

RESULTADO POR TERRITORIOS (EL ESPECTADOR):

Bogotá

En la capital del país el Sí estuvo por encima y ganó con un 56,07%, es decir, 1.423.612 votos. Recordemos que en las últimas elecciones presidenciales, la ciudad votó en segunda vuelta por la Unidad Nacional y apoyó a Juan Manuel Santos para su reelección.

La votación tampoco sorprende, pues Bogotá siempre se ha caracterizado por tener un voto más progresista que el resto del país. Sin embargo, el porcentaje del No fue alto y eso podría deberse a que la capital del país alberga al mayor número de víctimas del conflicto armado en Colombia, que viven en zonas de alto riesgo y no cuentan con apoyo estatal.

Para los partidos tradicionales, la votación por el Sí pudo ser mayor, sin embargo, como le dijeron a este diario, se esperaban recursos para promover esa campaña, pero hasta última hora hubo quejas porque no se movió la maquinaria política.

Región Caribe

En el caso del departamento del Atlántico se esperaba que ganara el sí y así fue: 60% de los ciudadanos apoyó el Acuerdo Final, es decir, 258.121 personas. No se nos puede olvidar que el alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, y el gobernador del Atlántico, Eduardo verano, han alzado su voz a favor del fin del conflicto. De hecho, Verano visitó la mesa de diálogos que se llevó a cabo en La Habana.

En Bolívar, Córdoba, Cesar y Magdalena la votación del Sí superó entre el 50 y 60%. Eso se debe, en gran medida, a que estas tierras el vargasllerismo siempre ha reinado. De alguna manera, la Región Caribe le respondió a Santos tal como lo hizo en la segunda vuelta presidencial.

Antioquia

En el caso de Antioquia era de esperarse que el No iba a arrasar. No solo es la tierra de Álvaro Uribe, el mayor opositor del Sí, sino también ha sido una de las zonas más afectadas por la violencia. Por ejemplo, en el oriente antioqueño, municipios como Granada y San Carlos le dijeron que no al Acuerdo con las Farc y no es para menos, ya que han sido lugares que han sufrido fuertemente las consecuencias del actuar de la guerrilla. Este resultado se da a pesar de que el Luis Pérez, gobernador de Antioquia, y el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, apoyaron el Acuerdo, aunque este último lo hizo con muchas reservas. Así las cosas, el 62%, que equivale a 1.057.483 de votos, le dijo No lo pactado en La Habana.

Valle del Cauca

En el Valle del Cauca ganó el Sí, aunque por poco. El 52% de los vallecaucanos respaldó el proceso de paz. Cali, Buenaventura, Jamundí, Cerrito y Pradera hicieron los mayores aportes para que ganara. En las zonas más golpeadas por la violencia, las víctimas se hicieron sentir en su apoyo a los acuerdos. A eso hay que sumarle que Dilian Francisca Toro, gobernadora de Valle del Cauca, y el alcalde de Cali, Maurice Armitage, apoyaron al Gobierno en su campaña.

Santander

El No también fue mayoría en Santander. En ese departamento el 55,64 % de los votantes no aprobó los acuerdos con las Farc, es decir, 389.598 votos, frente a los 44,35 % que votó por el Sí, que corresponde a 310.555.

En Bucaramanga, la capital, los medios locales habían informado a mitad de jornada electoral sobre la poca afluencia de sufragantes a los puestos de votación y, al cierre de mesas, votó el 45,56 % de las personas habilitadas (225.567). Allí se mantuvo la tendencia general departamental y el 55,11 % votó por el No, mientras que el 44,48 % votó por el Sí. En otros municipios importantes, como Barrancabermeja, ganó el Sí.

Este resultado se dio a pesar del apoyo que el gobernador Didier Tavera le dio al plebiscito y demostró que en este departamento, la influencia del uribismo sigue latente.

Cundinamarca

Si ingresa al mapa de la Registraduría, se dará cuenta de que este departamento está colorado en su mayoría por el naranja del No, que al final ganó con un 52 %. Los que optaron por el Sí fueron los municipios cercanos a Bogotá, como La Calera, Sopó y Chía; mientras que el No fue protagonista en las zonas rurales, como Caparrapí, Yacopí, Pacho, Madrid, Facatativá, Guaduas, Villapinzón, Medina, Paratebueno, entre otros.

Un “No” que se esperaba era el de Soacha, un municipio que alberga a un gran porcentaje de víctimas del conflicto armado. Este territorio vecino a la capital ha sufrido de un abandono estatal que hoy fue recordado en las urnas. Además, no hay que olvidar que la mayoría de casos de Falsos Positivos ocurrieron allí y que hay una fuerte presencia de bandas criminales, muchas de ellas constituidas por exparamilitares.

A pesar de esto, la decisión sorprende, pues una de las gobernaciones que más respaldó al proceso fue la de Jorge Emilio Rey, quien desde el comienzo expresó su voto por el Sí.