LA CALMA Y LA TEMPESTAD EL “INVENCIBLE” KID PAMBELÉ


El oro y la oscuridad” es una de esas obras maestras que ha diseñado Alberto Salcedo Ramos, una de las figuras más destacadas y representativas del nuevo periodismo narrativo en Colombia, incluso de América Latina. Salcedo Ramos ha sido ganador del Premio Internacional de Periodismo Rey de España; le ha sido otorgado en varias ocasiones el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar y el Premio al Mejor Documental en la II Jornada Iberoamericana de Televisión en Cuba, entre muchos otros reconocimientos con los cuales ha sido homenajeada su labor periodística, como por ejemplo por parte del escritor, director y periodista Samper (2005) el cual cita su apreciación en la parte introductoria de El oro y la oscuridad expresando lo siguientekidpambele

“ Salcedo es el mejor exponente del periodismo literario de Colombia y uno de los más grandes que ha tenido a lo largo de la historia” (p. 14). Por consiguiente la crónica a la que se va a referir este texto, la cual es mencionada en la primera línea introductoria de éste, narra paso a paso de forma muy minuciosa, detallada, cautivadora y descriptiva la vida exitosa y a su vez trágica de Antonio Cervantes, mas conocido en el mundo deportivo, específicamente del Boxeo, como Kid Pambelé.


“tenía todo lo que nunca se imaginó”

En ésta el autor a partir de su investigación ardua, profunda y por medio de otras voces muy cercanas al protagonista de esta historia, describe cómo este hombre humilde proveniente de Palenque (corregimiento que se encuentra en el departamento de Bolívar…, y en Cartagena trabajaba como vendedor de cigarrillos de contrabando) llega a la cima, al paraíso, pues era un ídolo aclamado por todo el país, todos lo veneraban como si fuese un Dios, el culto que se le rendía a este boxeador se manifestaba porque él era el campeón mundial del peso Walter Junior y por todas las grandes victorias que descargaba como si fuese un monstruo invencible en el cuadrilátero, sobre su contrincante o adversario, motivo por el cual le proporcionó a Colombia en el interior y exterior de éste, la imagen triunfadora o ganadora por medio del deporte de la lucha, cosa que anhelaban hacía mucho tiempo atrás pero que tan sólo llegó con este varón de piel oscura y cálida.


“todos lo veneraban como si fuese un Dios”

A Pambelé todos los medios de comunicación lo acechaban y lo destacaban con grandes cualidades y calificativos, tenía todo lo que nunca se imaginó que llegaría a tener en la vida real cuando era niño, ya que las circunstancias en las que vivía no propiciaban el éxito tan grande que obtuvo con el tiempo y mucho menos
que esta conquista artificial y vana, pero por otro lado excitante y obsesiva, fuese el causante de su desgracia y del infierno que lo consumió. pues todo lo que tuvo en sus manos, (fama, riqueza, ocho carros aproximadamente, apartamentos, fincas, mujeres, viaje, medallas etc., etc.) desaparecieron de éstas en un abrir y cerrar de ojos a causa de su enfermedad mental que fue reafirmada e intensificada por las drogas, el alcohol, el éxito y la fama desbordada a la cual nunca quiso renunciar y de hecho no renunció, ya que en su mente sigue presente el CD que siempre reproduce su pasado glorioso, se niega a aceptar que fue grande, enorme, gigante y poderoso como los dinosaurios, pero que tristemente fue derrotado, vencido y “olvidado” como ellos, sin tener en cuenta el presente frágil y desolado en el que se encuentra también a causa de que con sus manos construyó una familia, pero también con ellas la derribó y la destrozó por completo.
REFERENCIAS Samper, D (2005) El oro y la oscuridad: La vida gloriosa y trágica de Kid Pambelé. Bogotá: Random Mondadori. Sigales, A. (2003) Asuntos preliminares, La naturaleza de la riqueza, Teoría económica complementaria 6 – 16