EL DINERO NO HACE LA FELICIDAD, PERO BIEN QUE LE ENCANTARÍA SER MILLONARIO


Todos hemos oído el cliché de que el dinero no hace la felicidad, es algo que siempre hemos escuchado de muchas personas, sin embargo ellas mismas bien que sueñan con tener lujos y derrochar dinero a no poder más, Algunos dicen que el dinero influye en cierto grado, mientras otros dicen que se logra con inteligencia emocional. ¿Usted qué opina?

Todos los días nos levantamos a estudiar o trabajar para ganar dinero y bueno ya sabe el resto, según FORBES, la felicidad no tiene nada que ver con el dinero o la falta de él, entonces cual es el secreto de la felicidad.
La sensación de bienestar monetario en los humanos radica en las decisiones y los resultados que obtienen de él, la mayoría de veces no con bienes tangibles sino servicios y experiencias que usted pueda obtener de ellos, si bien es cierto que algunos objetos nos pueden brindar mayor comodidad como parte esencial de nuestro diario vivir, estos pueden lograrse llevando a cabo un equilibrio entre lo que usted gana y como maneja sus finanzas, evitar los excesos y las obsesiones ya que lo único que le traerán son mayores tensiones en una fantasía que le hará perder muchas experiencias en el camino.

Para eso algunas claves:

  • Sepa cuánto vale su trabajo, en base a eso cada minuto se convierte en oro así que no desperdicie su tiempo.
  • Todos hemos creído alguna vez que nuestros bolsillos no tienen fondo y que el poco dinero se nos va por un agujero invisible a otro universo. No se obsesione con ganar más, simplemente lo que debe hacer es observar y manejar cuidadosamente sus ingresos para que no se pierdan en ese universo onírico.
  • Vivimos en un país capitalista pero por favor no se alucine gastando en cosas que no va a utilizar o les va sacar provecho “bobadas”, compre cosas de buena calidad, y tampoco se obsesione con la marca, a nadie le importa su Swarovski o su Iphone 8.
  • El que no arriesga un huevo no COME pollo, planee y visualice sus ideas, conviértalas en realidad y si ve una oportunidad viable no lo deje pasar, invierta.
  • Por ultimo no sea miserable, póngase una meta constante y ahorre, no importa cuánto, cada vez ira aumentado la ración para engordar el marránito, jamás se quede en ceros y tenga una reserva bajo llave, pero por lo que más quiera no sea tacaño con las personas y con usted mismo, recuerde que la vida es una sola y no se va a llevar nada, disfrute lo poco o mucho que tiene y viva una vida llena de experiencias.